Senderismo por Baños de Popea

?>

Hola Turvis del mundo, hace algun tiempo que no escribo por aqui, es por una buena razón, estoy reformando el blog y pronto podreis ver la apariencia nueva. Pero no queria dejaros este mes sin la segunda entrada, esta ve os traigo una ruta de senderismo por los baños de Popea, un lugar privilegiado en Córdoba

Como llegar  los baños de Popea

Para llegar a los baños desde Córdoba es bien sencillo, solo hay que dirigirse hasta Santa María de Trasierra, una pequeña aldea de Córdoba. La carretera es bastante sinuosa, con multitud de curvas en las que puedes encontrar autobuses. Además es todo cuesta arriba con lo cual hay que tener bastante cuidado. La aldea es bastante conocida por ser donde nació Beatriz Enríquez de Arana, amante de Cristóbal colon y madre de su hijo, Fernando Colón. Pero no solo estos grandes personajes conocieron Santa maría de Trasierra, aquí fue párroco Don Luis de Góngora, uno de los mejores poetas y dramaturgos españoles. Con estos antecedentes ya supondréis que visitar esta aldea es algo que tengo pendiente también, puesto que solo fui a hacer senderismo por donde una vez paseo, Cristóbal Colón. Una vez llegas a la entrada de la aldea, a la derecha sale un pequeño camino de tierra, el cual debes seguir hasta los aparcamientos que se encuentran a uno o dos kilómetros. Justo donde podemos dejar el coche comienza la maravillosa ruta de los Baños de Popea.

El Entorno.

Cuando bajas del coche ya comienzas a respirar el suave aroma a montaña, sierra morena resuena en el entorno, los pájaros alegres te reciben con el canto, y a lo lejos, el rumor del agua comienza a sonar. El entorno de los Baños de Popea es maravilloso, es un paisaje que tiene multitud de árboles, caminos y fuentes. Rico en flora y fauna no te dejará indiferente cuando pases por aquí, los caminos que rodean todo el arroyo bejarano son ideales para practicar senderismo. Puedes cruzarte con muchos amantes del senderismo que buscan en este lugar la paz y la tranquilidad que te ofrece Popea.

Comenzando a descubrir los baños de popea.

Nada más bajar por la empinada colina, los sonidos del agua te acompañan, mientras saltan alegres por las cascadas. El croar de las ranas, los dulces aromas a melisa y a hierbas aromáticas vienen a tu nariz alejándote del mundanal ruido de la ciudad. Las plumas de los pájaros en plena muda revolotean traviesas, como si juguetearan con el aire. Pero también descubres la crueldad de la naturaleza, como las pequeñas enredaderas, ahogan hasta matar a gigantescos árboles. Todo este momento de observación mientras intentas adentrarte por los entramados de zarzas es una sensación única que no tiene desperdicio.

Rocas escondidas.

En un entorno natural tan rico, perderse es una gran aventura, poder descubrir lugares, rincones que te hacen pensar en la naturaleza te da una ventaja con respecto al resto del mundo. Cuando buscas caminos alternativos, llegas a la conclusión que la naturaleza es mucho más fuerte que nosotros, y que cuando no estemos, ella no tardará mucho en olvidarnos. Y aun así sigue siendo tan frágil que puede ser destruida con muy poco esfuerzo. Las grandes rocas que una vez salieron de su interior, hoy muestran su majestuosidad impertérritas ante el paso del tiempo, y aun así los musgos las recubren y devoran poco a poco.

Saltos de agua.

En los baños de popea, podemos encontrar rincones que parecen sacados de otro lugar, sitios que no parecieran de Córdoba. Rincones sacados de cuentos de hadas donde si te sientas en silencio parece que en cualquier momento las ninfas aparecerán para contarte alguna de sus antiguas historias. Detenerte en estos lugares tiene esa magia que compartes tu solo con la pachamama, el volver a sentir la frescura y la fuerza del planeta, pensar por un momento en todo esto es lo que nos da la vida en estas pequeñas rutas. Cuando observas detenidamente, los arboles caídos en el cauce del rio son una de esas muestras de lo que el poder del agua nos puede hacer.

Sitio para la mano del Hombre.

Pero todo no podía ser tan idílico, ¿o sí? Resulta que el hombre también ha dejado su huella en este lugar, antiguos molinos de trigo, que con la fuerza del agua alimentaban a la Córdoba musulmana resisten aquí. Un lugar que parece sacado del señor de los anillos, como si elrond el viejo hubiera abandonado el lugar hace mucho. La construcción se yergue sobre el rio, dejando sus muros de piedra para alimentar a esos antiguos árboles. Miles de historias debieron pasar aquí, como las de aquellos elfos de Rivendell, los muros guardan secretos que algún día serán contados al mundo. Y mientras te despides de esta visión, el pequeño puente llega para descubrirte que todavía queda magia en el lugar.  Perdámonos por nuevas rutas. Como siempre hay que salirse de los caminos estipulados, es la única forma de encontrar rincones poco vistos. Esa salida del camino me dio la oportunidad de descubrir este pequeño rincón, esta maravilla de paisaje que me puso los pelos de punta. Aquí vuelves a sentir esa magia de la que hablaba hace un rato, ese momento en el que descubres como el círculo de la vida se completa. El agua arranca los árboles para dar paso a nuevos caminos, a nueva vida que aprovecha la muerte llegando a crear algo bonito. Mientras ella, imparable sigue su curso colina abajo.

Más oscuridad, antes de la luz.

Siguiendo como un ciego el rumor del agua, intento descubrir de donde viene, pero perdido por mitad del monte los árboles y matorrales no me muestran un camino. Hasta que, de repente aparece ante mis ojos, llega la luz de nuevo, y aquel viejo rio que dejé atrás, en casa viene de nuevo a saludarme. Aquí es donde conozco donde termina mi rio, el rio Guadiato, ese que da nombre a la comarca donde nací. Su tranquilidad me absorbe por completo mientras la tarde llega a su fin y es aquí, en este lugar alejado de todo, donde descubro uno de los paisajes más bonitos de mi Córdoba. Los pájaros lo saben ellos me lo cantan mientras bajan desde las alturas a beber, un pequeño pez salta a lo lejos mientras en silencio me siento en el suelo a contemplar la belleza.

Vuelta a la realidad.

La tarde se va cayendo y es hora de regresar, comienza de nuevo la subida a la cima, y como no soy de desandar caminos, busco uno nuevo. Ese camino que avanza tranquilo lejos del barullo de los otros senderistas, que se interna de nuevo en el monte para sacarme al lugar de donde vengo. Pero los baños de Popea aún guardan alguna sorpresa, nuevas formas de árboles aparecen en mitad del camino. Y si, también el hombre llegó aquí hace algún tiempo, y dejo su marca en la tierra, esa que solo puedo ver de lejos, aunque sé que pronto volveré a explorar. Las minas romanas se revelan como heridas de la madre tierra, donde la calcopirita le fue robada para ser transformada en cobre, en monedas y espadas que dañarían al mundo hasta nuestros días.

Llega el final.

Llega el final del cuento, ya me despido de este singular paraje, un placer haber encontrado este lugar al que regresaré cada vez que pueda. Siempre anduve buscando un refugio, un lugar que me alejara de todo justo para esos momentos de soledad. El sitio donde encontrarte a ti mismo cuando lo necesites, después de viajar, el estrés del trabajo, la monotonía de la vida. Ese sitio en el que sentarte a descifrar la vida, a pensar en cosas o incluso a conversar contigo mismo. Hoy puedo decir que lo he encontrado, el lugar con más paz dentro de Córdoba, un auténtico sitio de descanso y reflexión. Debo recomendaros que lo visitéis, eso sí, sed responsables y no lo deterioréis, protegerlo como si fuera vuestra casa, pues este rincón mágico debe permanecer así para siempre. Un Saludo y nos vemos en el Camino. Pedro E. Juzgado

2 Comments

  1. Responder

    Mar

    marzo 31, 2019

    Que sitio mas chulo, no lo conocía.
    ¿Es muy complicada la ruta?
    ¿ Cuantos kilómetros son?

    • Responder

      Pedro E. Juzgado

      abril 1, 2019

      Hola Mar.
      Es un lugar muy bonito, la ruta no es dificil aunque hay algunos puntos que tienen algunas complicaciones, pero tampoco muchas. En total para hacer toda la ruta son unos 11 kilometros, pero se hacen bastante bien por la cantidad de cosas que tienes para ver.
      Si vas a visitarla recuerda buscar en google Santa María de Trasierra en Córdoba, por que por baños de popea te manda a otro lugar.
      Un saludo

LEAVE A COMMENT

RELATED POSTS